Maridaje de vinos: ¿qué beber con cada comida?

Maridaje de vinosEs época de vendimia. Lo sabemos porque nuestros campos ya están plagados de uva, nuestro pueblo huele a vino, pasó la fiesta de la vendimia y el ajetreo de remolques cargados de uvas de diferentes tipos nos lo recuerda.

Vivimos en una tierra rica, la Tierra de Barros, cada vez más conocida por sus caldos. Hasta hace poco era un tesoro que apenas salía de nuestras fronteras pero hoy todos hablamos orgullosos de nuestros vinos.

En Catering La Gran Familia celebramos grandes, medianos y pequeños eventos, y en todos ellos existe un denominador común: el vino de nuestra tierra está siempre presente en la mesa. Sin embargo, no todos sabemos apreciar ni conjugar de la mejor forma cada tipo de vino para cada momento o plato, y os aseguramos que la cosa va mucho más allá de “tinto para la carne, blanco para pescado”.

Por eso, hoy queremos hablar de qué maridajes son aquellos que nunca fallarán para potenciar los sabores tanto de aquello que comemos, como de lo que bebemos.

Como norma general, optemos siempre por ir de menos a más. Como cualquier menú que se precie, siempre iremos desde un aperitivo más ligero, pasando por los entrantes y continuando hasta el plato principal. Lo mismo debemos hacer con los vinos: nunca serviremos antes un vino intenso que uno ligero. Una buena opción, por tanto, es acompañar entrantes y primeros platos con blancos y rosados, para continuar con un tinto joven, seguir con uno más maduro, y cerrar con un vino dulce, por ejemplo.

Veamos ahora con qué marida cada tipo de vino, si bien dentro de cada tipo hay infinitas variedades que puedes ir adaptando según tus gustos e interés en el mundo de la enología.

Vinos blancos secos: se llevan bien con las verduras (frescas o cocinadas) y con el pescado (ideales para los pescados blancos y a la plancha son las modalidades de Verdejo, Ribeiro o Txakolí). Bebida sin duda ideal para ensaladas, que también podemos cruzar con los vinos rosados; y ojo, las ensaladas, nunca con vinos blancos dulces. Con la paella y otro tipo de arroces, los vinos blancos ligeros y secos son ideales, aunque no es la única combinación posible: también podemos tomarla con algún tinto ligero. También podemos maridarlo sin problemas con carnes frías como carpaccios, aunque es cierto que este tipo de carne conjuga bien con rosados o tintos ligeros, evitando vinos tintos más potentes que pueden tapar el sabor de la propia carne.

Vinos blancos dulces: podemos maridarlos con quesos (tiernos, grasos y curados), embutidos, dulces y postres en general.

Vinos blancos: maridan perfectamente con quesos tiernos y grasos, pan, pescados y mariscos y carne de aves. Al marisco también le van bien los vinos rosados, por supuesto.

Vinos espumosos: conjugan bien con las verduras frescas, los quesos, el pan y el pescado en general.

Vinos tintos ligeros: podemos maridarlos con verduras cocinadas, pan, mariscos, embutidos y carnes de aves. También maridan bien los tintos ligeros, con toques afrutados, con el queso azul. Y no olvidemos que también conjugan bien con pescados grasos como atún, caballa, salmón o trucha.

Vinos tintos: ideales para maridarlos con verduras cocinadas, quesos curados, carnes de ave, carnes rojas y embutidos. Van bien asímismo con legumbres y guisos, y dependiendo de la intensidad de estos, podemos incluso pasar a un vino más duro como crianzas o reservas.

Vinos tintos más duros: maridan bien con quesos curados, embutidos y carnes rojas.

Vinos dulces: van bien con quesos tiernos y grasos, pan, embutidos y por supuesto, dulces y postres.

Para aperitivos y frutos secos podemos optar por vinos llamados “generosos” como el vino de Jerez, los vinos portugueses como Oporto y Madeira, o el Marsala de Italia.

Existen, además,  una serie de alimentos que son difíciles de conjugar con los vinos, así que lo dejamos “a gusto del consumidor”. Se trata de espárragos, judías verdes, alcachofas, coles de Bruselas y chocolate (aunque este último casi todo el mundo lo marida con vinos tintos no excesivamente afrutados).

De todos modos, estos son solamente consejos, porque ya sabemos que para gustos los colores, y también los sabores.

En Catering La Gran Familia contamos con una amplia carta de vinos de nuestra tierra, pero también de otros vinos de nuestra comarca, con los que maridar los platos de nuestra carta. Ven a probarlos y ¡dinos cuál te gusta más para cada plato!

Anuncios

Consejos para elegir la canción de apertura del baile de tu boda

Cuando te preguntan por uno de los momentazos de una boda, ¿cuál dirías que es? Evidentemente el “si, quiero”, el arroz tras casarse, la llegada de los novios al banquete y (ahí viene) el baile nupcial.

Baile nupcial

Seguro que quien ha pasado por esta experiencia sabe que no es nada simple la elección de una canción para abrir el baile, porque debe mostrar la personalidad de los novios, mostrar sus dotes de baile, emocionar al resto de invitados… y todo ello siendo el centro de todas las atenciones.

Hoy te damos algunos consejos para elegir la mejor canción para este momento, que seguro será recordado en vuestra memoria y la de quienes os acompañen en vuestra boda.

  1. Elige una canción que signifique algo para los novios: nada mejor que bailar al son de una canción que es parte de vuestra historia. La emoción se reflejará en vuestro baile y lo trasladaréis, seguro, a los invitados. Vuestra primera canción, aquella con la que te pidió que os casarais, la banda sonora de uno de vuestros viajes juntos… seguro que tenéis muchas opciones para elegir.
  2. Lo mejor es elegir una canción que no sea ni demasiado lenta ni demasiado movida (sobre todo, en este último caso, si no se es un Fred Astaire). Quizás lo más fácil para seguir el ritmo sea un vals clásico, aunque cuidado porque a veces, al ser tan mecánico, se nos puede atragantar.
  3. Pide ayuda: no, no solo se trata de pedir algunas clases de baile antes de dicho momento, sino de la opción de que amigos, amigas y familiares os acompañen en este momento tan especial preparando una coreografía muy especial, como ya os contábamos hace unos años en este mismo blog. Sin embargo, no debes olvidar que para empezar, debes hacerlo solo en pareja, así que ¡valor y “al toro”!
  4. Piensa en el vestuario: cada vez es más habitual ver parejas que para el baile deciden cambiarse de ropa, para aquello de manejarse mejor con los pasos de baile. Si no lo habías pensado, puede ser una opción más para innovar y poder contar con un segundo vestido de novia o un traje quizás más informal en el caso de ellos. Obviamente, lo ideal es elegir una indumentaria que vaya en línea con el estilo de canción elegido.
  5. Lee la letra antes: puede que te encante la melodía de una canción romántica, pero también puede que sea una canción de desamor. Con lo cual, es importante que antes de elegir vuestra canción, os toméis un tiempo para escucharla a conciencia, incluso si es en otro idioma.
  6. Si la boda es temática, lo ideal será elegir una canción que vaya acorde. Imagínate, por ejemplo, que el cine haya sido importante en tu boda (los nombres de las mesas, los platos, etc.): nada mejor que elegir una banda sonora para iniciar el primer baile.
  7. No te pases con el tiempo: puede que sea un momento muy especial pero debéis tener en cuenta la duración del baile para que no pase de ser algo inolvidable a convertirse en un momento pesado para vuestros invitados. La duración ideal de este momento debe ser unos 3 minutos. Si vuestra canción es más larga de eso, seguro que hay un momento en el que podáis darle fin de una forma bastante elegante, para ello nada mejor que hablar con el DJ.

Esperamos que estos consejos te hayan ayudado a elegir el mejor tema para iniciar el baile, pero si a pesar de todo esto no se te ocurre qué canción elegir, te damos algunas ideas:

  • Volaré (Andrea Bocelli)
  • Hasta mi final (Il Divo)
  • Thinking Out Loud (Ed Sheeran)
  • Estar contigo (Alex Ubago)
  • Never say Goodbye (Michael Bolton)
  • Your Song (Elton John)
  • The Grand Waltz (BSO Sonrisas y lágrimas)
  • All of me (John Legend)
  • Olvidé respirar (India Martínez)
  • Barcarolle (BSO de Midnight, de Woody Allen)
  • You’re beautiful (James Blunt)
  • Solamente tú (Pablo Alborán)
  • Make you fell my love (Adele)
  • My Baby Just Cares For Me (Nina Simone)
  • The Way You Look Tonight (Frank Sinatra)
  • Something Stupid like I love you (Frank and Nancy Sinatra)
  • It Must Have Been Love (Roxette)
  • A tu lado (Duncan Dhu) 
  • Love Me Tender (Norah Jones)
  • Come Away with me (Norah Jones)
  • Moonriver (BSO Desayuno con diamantes)
  • Vals de las Mariposas (Danny Daniel)
  • Bendita tu luz (Maná)
  • Bledding Love (Leona Lewis)
  • I will always love you (Withney Houston)
  • My heart will go on (Celine Dion)
  • Without you (Mariah Carey)
  • I don’t want to miss a thing (Aerosmith)

¡A bailar se ha dicho!

Regala cocina por el Día del Libro

Otro año más llega el Día Internacional del Libro (23 de abril) y como ya viene siendo tradición, desde Catering Gran Familia te ofrecemos algunas recomendaciones y publicaciones que pueden servirte si sueles regalar algo para celebrar este día… o por qué no, regalarte algo a ti mismo/a.

Siempre es buen momento para aprender nuevas recetas, para seguir perfeccionando algunas que ya conocemos o por qué no, para lanzarse a la piscina y entrar en este maravilloso mundo que algunos consideramos un arte: el arte culinario. Pero si buscamos alguna razón para ello, qué mejor día que el Día del Libro, también conocido en Cataluña como Sant Jordi.

Para empezar, comenzamos con un libro básico para aquellos que quieren introducirse en la cocina: “El gran manual del cocinero” es un libro donde encontrar recetas básicas, con buenas ilustraciones explicativas y otros detalles para mejorar tus conocimientos. En este manual, de la autora Marianne Magnier-Moreno, podrás aprender 60 recetas y deleitarte con la buena calidad de sus infografías para comprender el paso a paso de ellas.

Si somos amantes de los sabores de la cocina internacional, podemos encontrar en el mercado una amplia gama de publicaciones. En esta ocasión os traemos “Estambul. Las recetas de culto” (Planeta), de Pomme Larmoyer. Con él podremos conocer más sobre la cocina turca, una de las gastronomías más ricas del mundo y de la que curiosamente conocemos poco más allá de los kebap. Nada mejor que este libro para quienes les gusta viajar desde los fogones de casa.

Nuestra tercera recomendación va para quienes les gusta cuidarse o necesitan controlar la cantidad de alimentos ingeridos. En esta época del año en el que mucha gente se pone a régimen para afrontar el verano, os recomendamos “Mi bol saludable” (Nick Williamson, Phaidon 2017). En este libro podrás encontrar 90 recetas para todas las comidas del día: ingredientes naturales y sanos como la quinoa, la chía, la espelta… Sin duda, un tratado sobre la cocina con cereales.

Sin embargo, no todo el mundo puede comer cereales y otros ingredientes debido a diversas alergias e intolerancias alimentarias. En los últimos años, la población celíaca o con intolerancia a la lactosa ha aumentado considerablemente. Por ello, queremos traer aquí un par de libros para hacer más fácil la cocina para quienes tienen que estar pendientes de las etiquetas para conocer si lo que comen les hace daño o no. Para los celíacos os traemos el libro “ZeroGluten. Recetas para celíacos y no celíacos”, de Mª Luisa Barreiro, que comenzó con un blog y finalmente trasladó sus recetas a una publicación en papel. En este libro encontrarás recetas para preparar exquisitos platos a un precio económico y que igualmente puede ser comido por no celíacos, debido a la riqueza de sus sabores y a lo saludable de los ingredientes que utiliza. En él podrás encontrar todo tipo de platos (entrantes, primeros, segundos y postres), no así en el siguiente libro: “Postres sin lactosa” (Juanjo Fernández, Timun Mas 2017), donde encontrarás un amplio recetario de postres y otros ingredientes base como la mantequilla o la leche condensada. Además, incluye un capítulo sobre las diferentes tipologías de intolerancia a la lactosa.

Recién salido del horno está “El secreto del caldo de huesos curativo” (Louise Hay y Heather Dane, Urano 2017), con más de un centenar de recetas de sopa y postres que utilizan los huesos como base. Con estudios científicos que lo avalan, las autoras se centran en el caldo de huesos como fuente de longevidad, belleza y bienestar físico. Toda una biblia para los amantes de las sopas de toda la vida.

Pasamos de lo tradicional a la modernidad: cuando cerró El Bulli en el año 2011 sus jefes de cocina se embarcaron en un nuevo proyecto gastronómico: “Compartir”. Así se llama también la publicación que os compartimos, editado por XXXX y prologado por el mismísimo Ferrán Adriá. Los autores (Oriol Castro, Eduard Xatruch y Mateu Casañas) narran decenas de recetas con aire mediterráneo, que cocinan en este nuevo proyecto que intenta llegar a tocar las cotas alcanzadas en su día por el que fue el mejor restaurante del mundo.

Y de los jefes de cocina de El Bulli nos vamos al mejor repostero de nuestra cocina más internacional: el libro “Anarkia” de Jordi Roca (Ed. Montagud) nos trae 120 creaciones, 479 elaboraciones y más de 2000 fotografías, con una exquisita preparación, pero no tanto como los platos que de su lectura pueden salir. A través de casi 600 páginas podrás encontrar técnicas y elaboraciones pasteleras, algunas de las que pueden degustarse en El Celler de Can Roca. Imprescindible para aquellos cocinillas especializados en platos dulces.

“La enciclopedia de los sabores” (Niki Segnit, Debate 2015) no es un libro de cocina
al uso, sino un tratado sobre cómo combinar ingredientes con éxito asegurado. Es ideal para desenvolverse en la cocina con apenas pocos ingredientes, para fomentar la creatividad de quienes aún no tienen la destreza o los conocimientos necesarios para cocinar sin receta, aunque incluye unas doscientas, en la que se mezclan ingredientes que jamás pensaríamos combinar.

No queremos cerrar esta entrada sin mencionar la cocina de nuestra tierra, con unos productos de primera calidad. La cocina y productos extremeños sin duda son características de nuestro tipo de cocina, el que desarrollamos en las cocinas de todas nuestras instalaciones. Por esta razón os traemos el libro “Gusto y gustos de Extremadura” (Iberdrola y Caja Extremadura, 1999), dividido en dos partes: la primera, de Marina Domecq, en la que se narra la cocina de nuestra tierra a lo largo del tiempo y de las diferentes culturas (romana, musulmana, judía y cristiana). La segunda parte del libro está escrita por Toño Pérez (Restaurante Atrio); en ella, los gustos narrados en la primera parte del libro se plasman en un fantástico recetario ilustrado con cuidadas fotografías de Tayo Acuña.

Esperamos haberos dado algunas ideas para este día tan especial para los amantes de la lectura.