Bodas de luna llena

El verano, la mejor época para casarse, o eso dicen. El calor permite hacer los banquetes al aire libre, incluso las celebraciones civiles, sin temor a que haga frío o llueva (aunque si eso pasa, ya sabéis que “novia mojada, novia afortunada”).
Este pasado fin de semana en nuestro Complejo de Celebraciones tuvimos la oportunidad de celebrar dos grandes enlaces.
El primero, el viernes: la boda de Toni y Amanda, una pareja de Llera que quiso venir a Villafranca para celebrar su boda. Ellos optaron por una boda civil, para lo cual preparamos nuestro jardín para la ocasión: sillas blancas plegables para los invitados y de forja para los novios y padrinos. Por supuesto, no podía faltar el arco con tul blanco que preparamos para este tipo de ceremonias. En esta ocasión, la ceremonia la realizamos en el interior del patio porticado, para dejar la zona de césped libre para el buffet posterior. Para proteger los tacones de las invitadas y que éstos no se hundieran en el césped, Toni y Amanda quisieron poner a disposición de sus invitadas unas bolsitas con protectores de tacones adaptados a los diferentes modelos.
Uno de los detalles de esta boda fueron los refrescos de agua con cítricos naturales: agua de limón, de lima, de naranja… Todo para esta más fresquitos en el último día de este caluroso mes de julio.
En cuanto a la decoración, preparamos un photocall a modo de marco que complementaba las letras gigantes que Amanda y Toni habían preparado con sus iniciales. Además, la pareja preparó otro divertido photocall a modo de carta de ajuste.
El sábado, primer día de agosto, les tocó el turno a María y Agustín, una pareja de Villafranca que decidieron dar el sí quiero y celebrarlo en su pueblo junto a sus amigos y familia. La boda tuvo lugar por la tarde, con lo que el banquete lo realizamos ya en la noche, pudiendo disfrutar de un maravilloso banquete a la luz de la luna llena. Pero si bien había luz en el cielo, también en La Gran Familia quisimos poner luz en la tierra… Así, llenamos de luz cada una de las mesas del banquete, dando una gran vistosidad a la celebración y haciéndola única.
Sobre las mesas, con mantelería blanca, destacaban los centros de mesa compuesto por gerberas y margaritas en fuxia, blanco y verde. El menaje iba colocado sobre mantel individual rústico.
Un original detalle de la boda de Agustín y María fue la colocación de la distribución de las mesas, en palets blancos sobre balas de paja.
Sobreros, antifaces y boas de plumas fueron puestos a disposición de los invitados para hacerse las que seguro serían las fotos más divertidas de la noche.
Desde aquí damos las gracias a las parejas por confiar en nosotros y volvemos a felicitarles y desearles que sean muy felices en esta nueva aventura de sus vidas.
Anuncios

Una perfecta boda de día

El pasado sábado contrajeron matrimonio Verónica y José Luis, una joven pareja que quiso dejar en nuestras manos una tarea tan importante como dar de comer a sus invitados en uno de los días más importantes de sus vidas.

Ya casi en junio, el mes en el que comienza el tan deseado verano, tuvimos la suerte de contar con un día espléndido que nos permitió montar los jardines de nuestro complejo de celebraciones teniendo en cuenta hasta el más mínimo detalle: puestos de degustación, cócteles especiales, indicadores de las instalaciones, motivos florales… Todo detalle parece poco cuando se trata de una boda.

La boda fue matinal, por lo que aprovechamos la luz del día para organizar las mesas como suele ser habitual: tanto en mesas bajas como en altas, creando de esta forma diferentes ambientes en los que disfrutar del día al sol o a la sombra, buscada por casi todos. Por ello, instalamos grandes sombrillas para hacer más llevadero el cóctel al medio día. La mantelería elegida para el buffet fue negra con banda beige rústica, combinación elegante e ideal para combinar con los mimbres que albergaban los panes variados para acompañar a los ibéricos y quesos de la tierra. Además, desde el principio de la celebración nuestra zona chill out, con cómodos sofás, estaba preparada, así como la barra adornada con jarrones llenos de frutas de temporada que aportaban un distinguido toque de color o nuestro photocall para empezar a guardar recuerdos desde primera hora.

Ya en el interior de nuestro gran salón, donde tuvo lugar la comida, las mesas fueron adornadas en blanco y celeste, una combinación muy fina y adecuada para esta época del año y esa hora del día, aportando una visión fresca y desenfadada. Las sillas elegidas fue el modelo Tiffany en blanco, a conjunto con el faldón de la mantelería.

El vidrio fue uno de los grandes protagonistas de las mesas de la boda de José Luis y Verónica (sin contar el menú, por supuesto). Copas transparentes para los excelentes caldos de la tierra y vasos azulados a conjunto con la banda celeste de la mantelería. El menaje, por su parte, combinaba cerámica con vidrio en una mezcla perfecta. Al centro, la comida comenzaba con entremeses y cómo no, una gran bandeja de langostinos que hizo las delicias de los invitados a tan magno evento.

Pareja, desde aquí os queremos dar de nuevo las gracias y desearos mucha felicidad en vuestro futuro juntos.

11058774_824846247608309_4796482972054767126_n*Puedes ver el álbum completo de la boda de Verónica y José Luis en nuestra página de Facebook o pulsando AQUÍ.

Fin de semana de Comuniones en nuestro Complejo de Celebraciones

Mayo, el mes de las flores, es también el mes de las Comuniones. Durante todo este mes se celebran tradicionalmente en nuestro país esta fiesta tan memorable para nuestra infancia. En Catering La Gran Familia hemos puesto, una vez más, todo de nuestra parte para que tanto niños y niñas como padres, madres y demás familiares, vean felices a quienes celebran este año su Primera Comunión.

Aunque llevamos ya varios años ofreciendo este tipo de servicio, cada año intentamos introducir novedades que hagan diferente cada evento. Este año, hemos optado por la división de espacios a través de paneles, de modo que cada una de las celebraciones puede desarrollarse con la máxima privacidad posible. Nuestro salón del Complejo de Celebraciones, con capacidad para 800 personas, se transforma en pequeños salones llenos de globos, colores e ilusión.

Además, también contamos con otros espacios en nuestro complejo, como un salón privado con capacidad para 100 personas, espacio donde también tuvimos el placer de dar servicio a otra Comunión.

Pero no hay que olvidar quiénes son los grandes protagonistas de esta fiesta: los niños y niñas que celebran su Primera Comunión. Por eso, desde Catering La Gran Familia intentamos contribuir a la felicidad de ese gran día con nuestro granito de arena. En nuestros jardines -donde grandes y pequeños pueden salir a estirar las piernas, tomar el aire, fumar o sentarse a charlar tranquilamente en nuestra zona chill out- hemos instalado dos grandes camas elásticas que hicieron las delicias de los protagonistas de la jornada y sus pequeños amigos. Por si esto fuera poco, Globoflexia Juan Diego también estuvo con los pequeños haciendo globos con diferentes formas y consiguiendo el asombro de todos con tal destreza. Además, hubo oportunidad de pintarse las caras con una estupenda maquilladora y cómo no, de no parar de reír con los clásicos payasos villafranqueses Turi y Toto. Todo ello aderezado, por supuesto, por chucherías y golosinas que endulzaron aún más la jornada.

Desde aquí también, queremos felicitar a Javier, Alba, María, Cecilio, Lucía y Vanesa por su Primera Comunión y agradecemos de nuevo a sus familias la confianza depositada en Catering La Gran Familia.

Nuestro complejo de celebraciones, único en Tierra de Barros

Aunque estamos en Villafranca de los Barros, nuestra comarca (Tierra de Barros) la conforman numerosas localidades. Algunas parejas de esas poblaciones deciden salir fuera de sus pueblos a celebrar uno de los días más importantes de su vida. Y muchos de ellos deciden venir a celebrarlo con nosotros. Ha sido el caso de dos de las bodas que hemos celebrado este fin de semana, la de Francisco y Mª Carmen (vecinos de Palomas y Llera) el pasado 5 de septiembre, y la de Ángel y Mª Irene (de Ribera del Fresno), el 6 de septiembre.

Ambos enlaces se celebraron en nuestro Complejo de Celebraciones durante la tarde-noche.

En el caso de la boda de Francisco y Mª Carmen, ésta comenzó cuando ya era de noche. Las velas iluminaban algunas de las mesas de nuestro magnífico jardín.

Un poco más temprano, al día siguiente, comenzaba el buffet de la boda de Ángel y Mª Irene, que entraron en nuestros jardines montados en un magnífico coche clásico que maravilló a todos los invitados. Nada mejor que el día de tu boda para hacer una entrada triunfal y ser el centro de atención de todas las personas que te quieren.

Ambos enlaces comenzaron con un buffet en nuestros jardines, decorados, como habitualmente eligen las parejas, con mantelería blanca. Realmente es una opción muy acertada para exteriores, más aún tratándose de una boda nocturna. En el mismo color, también en blanco, son los sofás de nuestra zona chill out, más concurrida una vez terminada la cena para, con una copa, disfrutar de la barra libre en el mejor ambiente posible.

El buffet exterior, engalanado con luces y otros detalles, como centros frutales, luce por sí mismo pero aún más si los platos que en él se ofrecen son del gusto de los invitados. Así ocurre con nuestro conocido y único barco de mariscos, con producto fresco y de calidad. Y por supuesto, nuestros quesos e ibéricos de la tierra, que nunca fallan. Otro de nuestros aperitivos con más éxito son los cucuruchos de crujientes o de camarones.

Ya en el interior, Francisco y Mª Carmen eligieron mantelería negra para las mesas, con sillas forradas en blanco. Por su parte, Ángel y Mª Irene escogieron una mantelería en negra con sobremantel en blanco con estampado clásico y las sillas blancas en madera sin forrar.

El intenso trabajo que desde nuestra empresa se dedicó a cada uno de los dos eventos fue importante pero el resultado fue todo un éxito. Solo esperamos que para las parejas protagonistas como para sus respectivos invitados fuera una noche extraordinaria e inolvidable.

Felicidades a los novios, y gracias.

*Si quieres ver el álbum completo de la boda de Ángel y Mª Irene o de Francisco y Mª Carmen, pulsa sobre sus nombres.

Una boda al aire libre

Este verano las temperaturas usuales en esta época del año parece que no nos acompañan del todo. Sin embargo ello no acobardó a Vanessa y Antonio, que celebraron su enlace en nuestras instalaciones del Complejo de Celebraciones La Gran Familia, en Villafranca de los Barros el pasado sábado 23 de agosto. Aunque fue una noche en la que no se echaba de menos tener a mano un chal o similar, la opción de celebrar toda la boda en nuestros magníficos jardines exteriores fue sin duda todo un acierto. Comenzar una boda contemplando esos colores de nuestros atardeceres no tiene precio.

Al ser una boda con no demasiados invitados, pudimos preparar todo el jardín tanto para el banquete como para el buffet de entrada, en otra parte de nuestras instalaciones exteriores. Allí, los invitados de Vanessa y Antonio pudieron degustar unos magníficos quesos e ibéricos, entre otros manjares.

Los novios eligieron para esta velada una mantelería en colores claros, para poder resaltar sobre el césped. Así, preparamos las mesas con mantelería blanca para las mesas de buffet, y blanca con sobremantel con estampado clásico en rojo, uno de los modelos preferidos de nuestra clientela. Las mesas fueron dispuestas de forma mixta, tanto alargadas(incluida la mesa presidencial) como redonda. Como detalles a destacar, la variedad de panecillos para cada comensal, así como las sillas adaptadas para niños pequeños. Por su parte, las sillas seleccionadas fueron completamente blancas con cojín a juego.

Desde aquí, solo podemos de nuevo agradecer a los novios y sus familias la confianza puesta en nuestros servicios, así como desearle al nuevo matrimonio todo lo mejor en esta vida en común que han comenzado. ¡Felicidades!

Vanessa y Antonio*Podéis ver el album completo de la boda de Antonio y Vanessa en nuestra página de Facebook o pulsando AQUÍ)