Ya es posible reservar para Primeras Comuniones en nuestras instalaciones de Almendralejo

Hace unas semanas os hablábamos en este mismo blog sobre nuestro mayor apuesta del año: un nuevo complejo de celebraciones en Almendralejo.
Las obras siguen su camino y por fin podemos anunciar que estará listo para la primavera de 2019, por lo que quienes deseen celebrar su Primera Comunión en unas instalaciones a estrenar, podrán ver su sueño cumplido. ¡Ya es posible hacer reservas para esas fechas!
Nuestro complejo en Almendralejo está situado en un lugar de fácil acceso y amplias zonas de aparcamiento. Contaremos con varios salones de diferentes capacidades y por supuesto, no pueden faltar zonas ajardinadas, donde niños y niñas podrán disfrutar en un día tan especial para ellos de juegos y atracciones sin que represente ningún tipo de peligro, ya que además contamos con servicio de cuidado de infancia con personal cualificado.
No pierdas la oportunidad de reservar tu espacio para una fecha que permanecerá para siempre en el recuerdo de tu hija o hijo.
Puedes ponerte en contacto con nosotros de tres formas diferentes:
1. Por mail, escribiéndonos a cateringlagranfamilia@hotmail.es
2. Por teléfono, llamándonos a 649 641 988 o 924 535 012.
3. ¡En persona! Ven a nuestras oficinas situadas en El Figón de La Gran Familia (Avenida del Trabajo, s/n, en Villafranca de los Barros).
Os dejamos como adelanto fotos de la maqueta de nuestras nuevas instalaciones, para que podáis ir haciéndoos una idea de todo en lo que estamos trabajando: salones con capacidad para 900 personas y la posibilidad de realizar dos bodas al mismo tiempo sin que en ningún momento lleguen a cruzarse ni los espacios ni las personas.

Para una comunión, para una boda, para momentos especiales… no lo dudes más y contáctanos.

Anuncios

Maridaje de vinos: ¿qué beber con cada comida?

Maridaje de vinosEs época de vendimia. Lo sabemos porque nuestros campos ya están plagados de uva, nuestro pueblo huele a vino, pasó la fiesta de la vendimia y el ajetreo de remolques cargados de uvas de diferentes tipos nos lo recuerda.

Vivimos en una tierra rica, la Tierra de Barros, cada vez más conocida por sus caldos. Hasta hace poco era un tesoro que apenas salía de nuestras fronteras pero hoy todos hablamos orgullosos de nuestros vinos.

En Catering La Gran Familia celebramos grandes, medianos y pequeños eventos, y en todos ellos existe un denominador común: el vino de nuestra tierra está siempre presente en la mesa. Sin embargo, no todos sabemos apreciar ni conjugar de la mejor forma cada tipo de vino para cada momento o plato, y os aseguramos que la cosa va mucho más allá de “tinto para la carne, blanco para pescado”.

Por eso, hoy queremos hablar de qué maridajes son aquellos que nunca fallarán para potenciar los sabores tanto de aquello que comemos, como de lo que bebemos.

Como norma general, optemos siempre por ir de menos a más. Como cualquier menú que se precie, siempre iremos desde un aperitivo más ligero, pasando por los entrantes y continuando hasta el plato principal. Lo mismo debemos hacer con los vinos: nunca serviremos antes un vino intenso que uno ligero. Una buena opción, por tanto, es acompañar entrantes y primeros platos con blancos y rosados, para continuar con un tinto joven, seguir con uno más maduro, y cerrar con un vino dulce, por ejemplo.

Veamos ahora con qué marida cada tipo de vino, si bien dentro de cada tipo hay infinitas variedades que puedes ir adaptando según tus gustos e interés en el mundo de la enología.

Vinos blancos secos: se llevan bien con las verduras (frescas o cocinadas) y con el pescado (ideales para los pescados blancos y a la plancha son las modalidades de Verdejo, Ribeiro o Txakolí). Bebida sin duda ideal para ensaladas, que también podemos cruzar con los vinos rosados; y ojo, las ensaladas, nunca con vinos blancos dulces. Con la paella y otro tipo de arroces, los vinos blancos ligeros y secos son ideales, aunque no es la única combinación posible: también podemos tomarla con algún tinto ligero. También podemos maridarlo sin problemas con carnes frías como carpaccios, aunque es cierto que este tipo de carne conjuga bien con rosados o tintos ligeros, evitando vinos tintos más potentes que pueden tapar el sabor de la propia carne.

Vinos blancos dulces: podemos maridarlos con quesos (tiernos, grasos y curados), embutidos, dulces y postres en general.

Vinos blancos: maridan perfectamente con quesos tiernos y grasos, pan, pescados y mariscos y carne de aves. Al marisco también le van bien los vinos rosados, por supuesto.

Vinos espumosos: conjugan bien con las verduras frescas, los quesos, el pan y el pescado en general.

Vinos tintos ligeros: podemos maridarlos con verduras cocinadas, pan, mariscos, embutidos y carnes de aves. También maridan bien los tintos ligeros, con toques afrutados, con el queso azul. Y no olvidemos que también conjugan bien con pescados grasos como atún, caballa, salmón o trucha.

Vinos tintos: ideales para maridarlos con verduras cocinadas, quesos curados, carnes de ave, carnes rojas y embutidos. Van bien asímismo con legumbres y guisos, y dependiendo de la intensidad de estos, podemos incluso pasar a un vino más duro como crianzas o reservas.

Vinos tintos más duros: maridan bien con quesos curados, embutidos y carnes rojas.

Vinos dulces: van bien con quesos tiernos y grasos, pan, embutidos y por supuesto, dulces y postres.

Para aperitivos y frutos secos podemos optar por vinos llamados “generosos” como el vino de Jerez, los vinos portugueses como Oporto y Madeira, o el Marsala de Italia.

Existen, además,  una serie de alimentos que son difíciles de conjugar con los vinos, así que lo dejamos “a gusto del consumidor”. Se trata de espárragos, judías verdes, alcachofas, coles de Bruselas y chocolate (aunque este último casi todo el mundo lo marida con vinos tintos no excesivamente afrutados).

De todos modos, estos son solamente consejos, porque ya sabemos que para gustos los colores, y también los sabores.

En Catering La Gran Familia contamos con una amplia carta de vinos de nuestra tierra, pero también de otros vinos de nuestra comarca, con los que maridar los platos de nuestra carta. Ven a probarlos y ¡dinos cuál te gusta más para cada plato!

Inma Castro, administrativa en Catering La Gran Familia: “me emociono en cada boda que organizamos”

Inmaculada Castro es una de las primeras caras que alguien se encuentra cuando se dirige a Catering La Gran Familia para organizar algún evento. Diplomada eCiencias Empresariales y Licenciada en Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Extremadura, esta joven natural de Villafranca de los Barros lleva trabajando en nuestra “gran familia” desde enero de 2015, estando al cargo de las tareas de administración de la empresa así como de otras muchas otras que hoy nos cuenta.

Inma Castro

Pregunta – Inma, trabajar en una empresa familiar no siempre es fácil. ¿Te sientes parte de La Gran Familia, en todos los sentidos?

Respuesta – Por supuesto, tanto en lo que se refiere a la empresa estoy integrada desde el primer día como una más del equipo, y también en cierta forma me siento parte de esta familia. Trabajar en una empresa familiar no demasiado grande, como es esta, hace que en cierto modo también te sientas parte de ella, con sus aspectos positivos (como la confianza mutua) pero también, como en cualquiera de nuestras casas, a los de dentro se nos exige también mucho más. Pero en realidad eso también es bueno para crecer profesionalmente.

P.- Catering La Gran Familia cuenta con una plantilla con personal fijo pero también mucho de paso. ¿Cómo gestionas la relación con todos ellos?

R.- Trabajo en un mundo lleno de hombres, pero me llevo muy bien con todos mis compañeros/as y me siento muy respetada a todos los niveles, incluso protegida en algunas ocasiones, y eso hace que se trabaje mejor y que el equipo esté cohesionado y reme todo el mundo en el mismo sentido.  En un trabajo como este la coordinación es imprescindible para que no haya errores y para cuidar a las personas, por ejemplo con el tema de las intolerancias alimentarias, con el que nuestra empresa es muy cuidadosa.

Por otro lado, a nivel personal, nos llevamos todo muy bien, bromeamos mucho y eso es importante para que haya un buen ambiente de trabajo y todo el mundo trabaje feliz, lo que creo es importante en un trabajo de cara al público y para momentos especiales, como son los eventos que organizamos.

P.- ¿Cómo es tu día a día?, ¿cuáles son tus tareas principales?

R.- Mis tareas principales son facturación, gestión bancaria y todo lo que en general está relacionado con la gestión administrativa de una empresa. Además, también me ocupo de cerrar bodas, asesoría de wedding planner, diseño de pequeñas piezas como minutas o setting planner… En realidad tengo unas labores bastante transversales: desde coordinar con los equipos hasta pedir mantelerías a petición de alguna pareja.

P.- ¿Cómo es la relación con los clientes en una empresa como Catering La Gran Familia?

R.- La relación con los clientes es también muy familiar. Por ejemplo, en el caso de las bodas, el proceso de preparación suele ser bastante largo (entorno al año y medio) y quedamos muchas veces con la pareja para prepararlo todo, con lo cual se establece un vínculo muy cercano, incluso una amistad.

Es un trabajo muy gratificante, porque además también ves la familia crecer: hay gente a la que he ayudado en su boda y también en el bautizo de sus hijos. Igualmente, con las comuniones, es muy bonito luego ver crecer a los niños y niñas que han celebrado ese día tan especial con nosotros.

P.- Hablando de eventos, y sobre todo de bodas: ¿qué es lo que más preocupa a los novios cuando llegan a Catering La Gran Familia?

R.- Lo que más les preocupa es el menú, ya que intentan agradar a todos los invitados: que a todo el mundo le guste, que haya comida y bebida suficiente, que cualquier detalle esté controlado…

Otra cosa que les preocupa muchísimo es la colocación de las mesas: quieren tener a sus seres queridos cerca, pero no es posible que todos estén alrededor de los novios… Nosotros les ayudamos a gestionar el estrés de estos momentos gracias a nuestra experiencia acumulada.

P.- La satisfacción del trabajo bien hecho seguro que compensa todos los nervios de antes de los eventos…

R.- La verdad es que sí. Personalmente, en el caso de las bodas, cuando veo a los novios entrar al buffet, tan guapos y tan emocionados, no puedo resistirme y lloro yo también de la emoción. Como decía, es un vínculo muy especial el que se crea con las parejas, que incluso vienen después a darte un abrazo y darte las gracias. A veces también te piden perdón, porque mucha gente se pone demasiado nerviosa los días antes de la boda y dicen o hacen cosas que no querrían. Pero no importa, sabemos que las situaciones de estrés tienen estas cosas, estamos habituados a gestionarlo.

P.- Catering La Gran Familia está continuamente ampliando horizontes. ¿Cómo te ves tú dentro de unos años?

R.- Me veo como estoy, ¡porque aquí he hecho te todo! Quizás me veo haciendo lo mismo pero mucho más volumen de trabajo y con más compañeros, debido al crecimiento progresivo de la empresa. Esto haría que quizás debiera centrarme más en la gestión administrativa para dejar paso a la especialización del equipo en el resto de áreas. Este mundo de la hostelería, sin embargo, es muy cambiante, y yo estoy dispuesta siempre a crecer en mi trabajo.

 

Consejos para sobrevivir a una boda en plena ola de calor

Ya está aquí… La primera ola de calor del verano se ha hecho de rogar pero estos días es la palabra protagonista de todas nuestras conversaciones. Desde esta página, queremos daros algunos consejos para, en caso de que vengas a una boda con nosotros, puedas soportar mejor el calor.

En el caso de Catering La Gran Familia, no tendrás por qué preocuparte porque nuestra experiencia y nuestro mimo con la clientela nos hacen estar pendientes de los más mínimos detalles a la hora de buscar la máxima comodidad de quienes vienen a celebrar con nosotros un momento importante como es una boda.

Existen muchos tipos de boda: en la iglesia o en una instalación civil, que en el caso del Complejo de Celebraciones Catering La Gran Familia y El Figón, puede celebrarse en nuestros jardines, para posteriormente pasar al momento del cóctel. Sea el caso que sea, el jardín y el cóctel al aire libre es uno de los protagonistas de una boda, y es uno de los momentos en los que podemos pasar más calor en unos días como estos que estamos viviendo. Nuestro primer consejo es hidratarse bien, por eso, en las bodas que organizamos siempre contamos con bebidas frías y un pasillo de bienvenida a los invitados en el que nuestro personal ofrece una bebida fría. Durante ceremonias, preferimos ofrecer agua fresca y cítricos naturales bien fríos, para calmar la sed.

Algo fundamental para pasar mejor una ola de calor en una boda es buscar la sombra. En el caso de Catering La Gran Familia, contamos con espacios techados y aislados para dar sitios más frescos a nuestra clientela cuando el calor arrecia. Además, contamos con grandes sombrillas que, aunque parezca que no, ayuda a refrescar el ambiente junto con el cuidado y fresco césped que cubre nuestros jardines.

Otro consejo que solemos dar a nuestra clientela que se casa en verano es poner a disposición de invitados, como regalos a modo de recuerdo, sombrillas, sombreros, gafas de sol, abanicos o pai-pai con los que poder abanicarse durante los momentos más calurosos de la celebración (normalmente la ceremonia, si la hubiera, y el cóctel). Sin duda es un elemento útil durante la ceremonia y después, que gustará a mujeres y hombres por igual.

Ya en el cóctel, seguiremos con la hidratación de la que antes os hablábamos, y qué mejor hacerlo que con bebidas bien frías. Sin duda una de las bebidas estrellas para calmar la sed es la cerveza, y por eso instalamos córners de este producto en bañeras heladas, además de otros de mojitos y vinos fríos.

Por la parte que más nos afecta, aconsejamos aperitivos y platos fríos en la medida de lo posible, para hacer posible digestiones menos pesadas. Para ello el marisco y el pescado son sin duda opciones ideales para las épocas veraniegas. Catering La Gran Familia tiene un pequeño barco pesquero que llena de marisco para servirse uno mismo. ¡Pídenosla si te gusta esta opción!

Por supuesto, una opción que ofrecemos para las noches de verano, y aunque nuestros salones están totalmente acondicionados para tener la mejor temperatura y no pasar calor en ningún momento, es realizar el banquete nupcial en el jardín. Dada la amplitud de nuestros espacios exteriores, es posible acondicionarlos para realizar el cóctel y la cena en los jardines. Sin duda, el aire más fresco que suele correr durante las noches nos hará pasar una velada inolvidable a la luz de la luna. Así mismo, para eventos en instalaciones ajenas a Catering La Gran Familia, como por ejemplo cortijos privados, es sin duda la opción preferida.

Con estos consejos y una indumentaria lo más fresca posible, seguro que pasarás menos calor… ¡el invierno es muy largo! 😉

Próxima parada… Almendralejo

Hace unas semanas os hablábamos de nuevos proyectos, y puede que más de uno hayáis escuchado algo en la radio, donde ya hace unas semanas que venimos anunciándolo. Catering La Gran Familia tendrá un nuevo local, y será en nuestra localidad vecina: Almendralejo.

Contamos ya con el terreno y estamos ya proyectando nuestros sueños en él para que se hagan realidad. Catering La Gran Familia se va haciendo mayor y gracias a la confianza de nuestra clientela y al buen hacer de todo nuestro equipo, podemos dar este paso adelante, en nuestro afán de que el sector de la restauración en nuestra región tenga cada vez mejor nombre y más opciones entre las que personas como tú puedan elegir para los momentos más importantes de sus vidas.

Nuestra comarca contará, pues, con un nuevo lugar donde celebrar grandes celebraciones, como puede ser una boda, pero también otras de tamaño medio y comidas y cenas de empresa, asociaciones y otras entidades que nos elijan como proveedores.

En Almendralejo no somos nuevos; hemos trabajado en otras ramas del sector, principalmente en comida a colectividades: hace años prestamos nuestros servicios de catering al Hogar San Juan de Dios, que acoge a personas mayores, y desde hace varios cursos, damos el servicio de comedor escolar al Colegio Ruta de la Plata de Almendralejo. Siempre nos hemos sentido como en casa con nuestros vecinos y esperamos que en esta ocasión, la acogida sea igual de positiva que con otras experiencias.

Seguimos creciendo, y nos gustaría que contaras con nosotros para esta aventura de la vida. ¿Te interesa? Ven a hablar con nosotros y te explicaremos algunos detalles más sobre este nuevo proyecto que muy pronto veremos hecho realidad.

La Gran Familia Almendralejo