Fin de semana de bodas, dentro y fuera de nuestras instalaciones

Este fin de semana que está a punto de terminar ha sido bastante intenso, ya que hemos tenido la oportunidad de celebrar varios eventos.

Por un lado, en nuestras instalaciones, Francisco y Ana celebraron su boda con muchos detalles de nuestra tierra y una agradable noche, que nos brindó la oportunidad de poder preparar un gran cóctel con bastantes detalles decorativos en los jardines de nuestro Complejo de Celebraciones.

Debido a nuestra gran experiencia en catering externo, Marta y Javier se pusieron en contacto con nosotros porque querían celebrar su boda en una finca privada situada en Villanueva de la Serena. Hasta allí nos trasladamos y preparamos todo para que los invitados de esta pareja se sintieran como en casa. Con elementos de decoración rústicos como asientos de palets y balas de paja, coches antiguos y muchas luces para iluminar un banquete al aire libre en un espacio único.

Colocamos junto a la piscina y otros espacios mesas redondas para el cóctel, con mantelería blanca. Para la cena, en una gran explanada y bajo un manto de bombillas blancas, instalamos mesas tanto redondas como alargadas, numeradas con un toque muy original: los símbolos de la tabla periódica. Las mantelerías blancas se combinaban con los colores de los caminos, en color ocre con detalles de lentejuelas, y la cristalería, en malva.

Sin duda, el trabajo mereció la pena y pudimos cerrar con éxito otros dos eventos más este verano.

Si tienes pensado casarte pero aún no has planeado nada ven a visitarnos, estaremos encantados de asesorarte y hacerte una propuesta para la mejor de las fiestas de boda.

Anuncios

Navajas a la plancha: éxito asegurado

Este pasado fin de semana hemos realizado una boda en la Finca Aguasanta, un complejo rural amplio y con unas instalaciones cuidadas hasta el más mínimo detalle, en el término de Higuera la Real.

La finca tiene unas vistas espectaculares, una piscina infinita, diferentes espacios ajardinados, una casa totalmente equipada para pernoctar en ella… hasta una plaza de toros. Pero este fin de semana tenía algo diferente…

Queríamos instalar un puesto de navajas a la plancha, para implantar un nuevo corner al estilo de otros similares que tenemos: de mojitos, de pulpo, de arroces o quesos, etc. Para ello, necesitábamos una plancha diseñada especialmente para nosotros, por lo que acudimos a la empresa amiga Forge Adour, que confeccionó una plancha de primera calidad para Catering La Gran Familia.

Las herramientas unidas a una materia prima como son las navajas, de primera calidad, no pudieron hacer otra cosa que triunfar entre los invitados a la boda. Durante el cóctel, servimos las navajas, aliñadas con un poco de limón, en platos de barro típicos de nuestra tierra, y acompañados de hortalizas a la plancha.

En el cóctel no faltó un enorme arcón lleno de hielo y cerveza, además de nuestro barco pesquero, con más delicias de las que nos trae el mar.

Después, la cena tuvo lugar en la plaza de toros, un entorno simplemente espectacular y diferente.

Os dejamos algunas fotos para que os hagáis una idea de lo que os hemos contado.

Si te casas pronto y quieres poner un corner de navajas a la plancha en tu celebración, ven a hablar con nosotros. ¡No te arrepentirás!

 

Una boda muy internacional en el corazón de Extremadura

Alexandra partió hace años para completar sus estudios en México, donde conoció a David y se quedó a vivir. Pero ha vuelto a su tierra, que visita asiduamente, para dar uno de los pasos más importantes de su vida: dar el sí quiero a su pareja.

David y Alexandra contrajeron matrimonio en Villafranca de los Barros el pasado 6 de agosto y eligieron a Catering La Gran Familia como la empresa que debía encargarse de la celebración nupcial. Cuando nos visitaron, nos contaron que querían celebrar su boda en un ambiente rústico. Entre las posibles opciones eligieron el Hotel Bodega El Moral, propiedad de la empresa villafranquesa Pago de las Encomiendas Viñedos y Bodegas. Se trata de un hotel rural situado en medio de un paraje natural catalogado como Zona de Especial Protección para Aves en el término municipal de la vecina Ribera del Fresno. Además de ser hotel, El Moral cuenta con diferentes espacios para llevar a cabo una boda perfecta: una zona ajardinada con árboles, césped y piscina para realizar por ejemplo ceremonias civiles y por supuesto el cóctel de bienvenida, y una corrala con una fuente central en el interior de la finca, que además alberga un salón de celebraciones.

En el caso de la boda de Alex y David, preparamos la zona del jardín para el cóctel. Instalamos en el camino hacia los jardines jaulas con velas para iluminar y conducir a los invitados hacia el lugar donde tendría lugar la primera parte de la noche. Así mismo, colocamos también velas alrededor de la fantástica piscina del Hotel Bodega El Moral. Con una decoración rústica y detalles como una puerta antigua con fotografías de la pareja, balas de paja o un arco  con varias sillas en las que tomarse una foto de recuerdo. Por supuesto, era obligatorio colocar la bonita ilustración del retrato de la pareja que ambos utilizaron para otros elementos de la boda, como los regalos de recuerdo. Otro bonito detalle fue la señal indicadora de los kilómetros de distancia a cada uno de los lugares de los presentes en el enlace.

Combinando mesas altas y grandes mesas redondas, siempre con mantelería blanca, los invitados fueron llegando y degustando el buffet elegido por los novios, y detallado en cada mesa en pequeños portafotos clásicos. Para los diferentes aperitivos instalamos pequeñas tiendas atendidas por nuestro personal para servir el jamón y otros bocados típicos tanto de la tierra de la novia, Extremadura, como del novio, México. Tampoco faltaron las mesas de bebida refrescante: en pleno mes de agosto es imprescindible la mesa de jugos cítricos naturales, que servimos en divertidos vasos de vivos colores.

En esta zona también se habilitó al final de la noche la zona de barra libre, donde además hubo lugar a un pequeño recital de flamenco a cargo del padre de la novia, gran aficionado a este arte.

Ya en el interior de la finca, a través de un fantástico enrejado podíamos ver el patio interior estilo corrala, donde dispusimos las mesas, tanto redondas como varias alargadas, con mantelería rosa y manteles individuales rústicos sobre los que colocamos la vajilla, completamente blanca. Tras los colores de los vasos para los jugos de cítricos, el clasicismo en el cristal fue dominante en la cena. La nota de color sobre las mesas lo ponían unos pequeños jarrones con flores en estilo silvestre. Para dar nuestro toque personalizado al lugar donde se sirvió el banquete, instalamos guirnaldas de bombillas tradicionales, algo que sin duda da un toque de encanto a las celebraciones de noche.

Sin duda la mezcla de culturas, de sabores y de gente fue protagonista en una divertida boda en la que la fiesta estuvo presente hasta ver amanecer.

Gracias a Alexandra y David por su confianza en nuestro servicio. Os deseamos mucha felicidad en vuestras vidas, lejos y cerca de nosotros.

Bodas en noches de verano

Las noches de verano, especialmente las de estas últimas semanas en las que el calor ha sido protagonista, son ideales para celebrar bodas al aire libre. Si a ello le añadimos un entorno cerca de la Sierra de Aracena como es la Finca Aguasanta, el resultado es éxito asegurado. Ver atardecer con ese paisaje no tiene precio.

Javier y Lourdes se acercaron a Catering La Gran Familia, donde les hablamos de esta finca, que gestionamos en exclusiva, y de la que ya os hemos hablado en anteriores ocasiones.

En este caso, organizamos el banquete nupcial en la plaza de toros de la finca, sin lugar a dudas un lugar con encanto. De este modo, los invitados se sentaron en mesas redondas vestidas con mantelería blanca y sobremantel individual rústico, con un ligero toque de color en azul (en los vasos) y una vela dentro de un bote en cada mesa. La plaza iba iluminada con bombillas dispuestas en forma radial.

Los detalles rústicos como vasijas tradicionales y damajuanas y puertas antiguas sobre las que iba colocada la ubicación de los invitados en las mesas, se alternaban con otros detalles típico de las bodas, como el libro de firmas, la mesa de chucherías o el photocall para realizarse fotos, sobre todo en la última parte de la noche.

Para ambientar la barra libre instalamos en la parte superior a la plaza de toros, sobre una gran explanada, una barra y una zona chill out con cómodos sofás y un palenque ibicenco. Las luces de colores tanto en la barra como en luces de pie junto a los sofás daban un aire especial a la zona de baile, sin duda uno de los momentos más animados de la noche.

Lourdes y Javier, os deseamos una vez más toda la felicidad del mundo y al mismo tiempo os agradecemos vuestra confianza en nuestra empresa.

Una boda llena de detalles en las Bodegas Medina

El pasado fin de semana contrajeron matrimonio Mercedes y Enrique, una joven pareja residente en Villafranca de los Barros que querían celebrar su ansiada boda en un entorno con mucho encanto como lo son las Bodegas Medina de Zafra.

En Catering La Gran Familia somos especialistas en grandes eventos, no solo en los locales y fincas que gestionamos, como nuestro Complejo de Celebraciones o la Finca Aguasanta, sino también en otros emplazamientos. Uno de ellos, cercano a nuestra población, es las Bodegas Medina, lugar que por proximidad y experiencia conocemos. Se trata de una finca situada en plena naturaleza con unos espacios tanto interiores como exteriores dotados para celebrar grandes eventos con la máxima calidad y sofistificación.

En la boda de Enrique y Mercedes todo fueron detalles. Quisieron aprovechar la calurosa noche de verano para realizar toda la celebración en los espacios exteriores de la finca. Así, tanto el cóctel como el banquete tuvieron lugar en las excelentes zonas ajardinadas de las Bodegas Medina.

Conchi, de las propias Bodegas Medina, fue la wedding planner que se ocupó de la decoración de los espacios. Para ello se inspiró en los gustos y las vidas de los novios. Mercedes se dedica al mundo de la moda, ya que tiene una de las tiendas de ropa femenina más exitosas de Villafranca. Por eso había algunos detalles alusivos al mundo de la moda: un maniquí, costureros de lata, una antigua máquina de coser… Los detalles vintage (una antigua Vespa, una vieja máquina de escribir) y los toques rústicos (tejidos tradicionales, carros y madera) se entremezclaban con otros detalles llenos de modernidad y glamour, como las lámparas de araña que colgaban de los árboles o los caminos en rosa brillante en las mesas, vestidas de blanco, como la novia.

También hubo lugar para la coquetería: tanto para hacerse fotos con diferentes marcos colgados de los árboles, como para retocarse el maquillaje gracias a un pequeño set de make up con diferentes productos: máscara de pestañas, pinta uñas, colorete, sombra de ojos y por supuesto un espejo con bombillas (al estilo camerino) montado sobre un palet.

Los invitados e invitadas se distribuyeron tanto en mesas redondas como alargadas, nombradas con diferentes playas paradisíacas de nuestra geografía. Sobre las mesas, además, colocamos pequeños botes de cristal adornados con puntillas anchas y grandes flores en tonos pastel.

Las sillas para el cóctel eran plegables, alternándose con mesas altas y bajas, mientras que para el banquete nupcial utilizamos sillas modelo Tiffany, también en el blanco, el color más característico de las bodas.

En Catering La Gran Familia instalamos por tanto diferentes espacios para los diferentes momentos de la noche. Uno de los más visitados fue la zona de coctelería, con tres barras y dos grandes barriles para servir a los invitados de esta guapa pareja los mejores tragos de la noche.

IMG-20160711-WA0020

Desde aquí volvemos a agradecer a los novios y sus familias la confianza depositada en Catering La Gran Familia y os deseamos toda la felicidad del mundo en esta nueva etapa de vuestras vidas.