Maridaje de vinos: ¿qué beber con cada comida?

Maridaje de vinosEs época de vendimia. Lo sabemos porque nuestros campos ya están plagados de uva, nuestro pueblo huele a vino, pasó la fiesta de la vendimia y el ajetreo de remolques cargados de uvas de diferentes tipos nos lo recuerda.

Vivimos en una tierra rica, la Tierra de Barros, cada vez más conocida por sus caldos. Hasta hace poco era un tesoro que apenas salía de nuestras fronteras pero hoy todos hablamos orgullosos de nuestros vinos.

En Catering La Gran Familia celebramos grandes, medianos y pequeños eventos, y en todos ellos existe un denominador común: el vino de nuestra tierra está siempre presente en la mesa. Sin embargo, no todos sabemos apreciar ni conjugar de la mejor forma cada tipo de vino para cada momento o plato, y os aseguramos que la cosa va mucho más allá de “tinto para la carne, blanco para pescado”.

Por eso, hoy queremos hablar de qué maridajes son aquellos que nunca fallarán para potenciar los sabores tanto de aquello que comemos, como de lo que bebemos.

Como norma general, optemos siempre por ir de menos a más. Como cualquier menú que se precie, siempre iremos desde un aperitivo más ligero, pasando por los entrantes y continuando hasta el plato principal. Lo mismo debemos hacer con los vinos: nunca serviremos antes un vino intenso que uno ligero. Una buena opción, por tanto, es acompañar entrantes y primeros platos con blancos y rosados, para continuar con un tinto joven, seguir con uno más maduro, y cerrar con un vino dulce, por ejemplo.

Veamos ahora con qué marida cada tipo de vino, si bien dentro de cada tipo hay infinitas variedades que puedes ir adaptando según tus gustos e interés en el mundo de la enología.

Vinos blancos secos: se llevan bien con las verduras (frescas o cocinadas) y con el pescado (ideales para los pescados blancos y a la plancha son las modalidades de Verdejo, Ribeiro o Txakolí). Bebida sin duda ideal para ensaladas, que también podemos cruzar con los vinos rosados; y ojo, las ensaladas, nunca con vinos blancos dulces. Con la paella y otro tipo de arroces, los vinos blancos ligeros y secos son ideales, aunque no es la única combinación posible: también podemos tomarla con algún tinto ligero. También podemos maridarlo sin problemas con carnes frías como carpaccios, aunque es cierto que este tipo de carne conjuga bien con rosados o tintos ligeros, evitando vinos tintos más potentes que pueden tapar el sabor de la propia carne.

Vinos blancos dulces: podemos maridarlos con quesos (tiernos, grasos y curados), embutidos, dulces y postres en general.

Vinos blancos: maridan perfectamente con quesos tiernos y grasos, pan, pescados y mariscos y carne de aves. Al marisco también le van bien los vinos rosados, por supuesto.

Vinos espumosos: conjugan bien con las verduras frescas, los quesos, el pan y el pescado en general.

Vinos tintos ligeros: podemos maridarlos con verduras cocinadas, pan, mariscos, embutidos y carnes de aves. También maridan bien los tintos ligeros, con toques afrutados, con el queso azul. Y no olvidemos que también conjugan bien con pescados grasos como atún, caballa, salmón o trucha.

Vinos tintos: ideales para maridarlos con verduras cocinadas, quesos curados, carnes de ave, carnes rojas y embutidos. Van bien asímismo con legumbres y guisos, y dependiendo de la intensidad de estos, podemos incluso pasar a un vino más duro como crianzas o reservas.

Vinos tintos más duros: maridan bien con quesos curados, embutidos y carnes rojas.

Vinos dulces: van bien con quesos tiernos y grasos, pan, embutidos y por supuesto, dulces y postres.

Para aperitivos y frutos secos podemos optar por vinos llamados “generosos” como el vino de Jerez, los vinos portugueses como Oporto y Madeira, o el Marsala de Italia.

Existen, además,  una serie de alimentos que son difíciles de conjugar con los vinos, así que lo dejamos “a gusto del consumidor”. Se trata de espárragos, judías verdes, alcachofas, coles de Bruselas y chocolate (aunque este último casi todo el mundo lo marida con vinos tintos no excesivamente afrutados).

De todos modos, estos son solamente consejos, porque ya sabemos que para gustos los colores, y también los sabores.

En Catering La Gran Familia contamos con una amplia carta de vinos de nuestra tierra, pero también de otros vinos de nuestra comarca, con los que maridar los platos de nuestra carta. Ven a probarlos y ¡dinos cuál te gusta más para cada plato!

Anuncios