Los cubiertos hablan

Antes de que existieran las redes sociales para mostrar nuestro contento o descontento con los platos que ofrecemos los servicios de hostelería y restauración, se utilizaba un lenguaje en clave según la colocación de los cubiertos en el plato.

Quizás conoces algunos de los significados de la colocación de los cubiertos en tu plato, pero si no es así, en este post te lo contamos.

Atención tanto a nuestra clientela como a nuestro personal, porque a partir de ahora, además de pedirte tu opinión en las redes sociales, estaremos atentos a cómo colocas tus cubiertos antes de retirarte el plato.

Preparado para iniciar el servicio: este honor se guardaría para el anfitrión, que colocaría el tenedor boca abajo para indicar al maître que puede dar comienzo el servicio.

Iniciar el servicio

Retirar el plato de cuchara: pondríamos la cuchara mirando hacia abajo del plato y en dirección a nosotros, en el centro del plato.

Retirar el plato de cuchara

Pausa: colocamos los cubiertos haciendo un triángulo de 90 grados para indicar que aún no hemos terminado de comer. Y es que, ¿a quién no le ha pasado haberse levantado de la mesa dejando un poco de comida para aprovechar a nuestra vuelta y encontrarse que nos han retirado el plato?

Pausa

Siguiente plato: colocando los cubiertos haciendo una cruz indicaremos que ya pueden retirar el plato en el que estamos para proceder a degustar el siguiente.

Siguiente plato

Terminado: si hemos acabado el servicio, colocaremos los cubiertos en paralelo y mirando hacia arriba, en posición vertical.

Terminado

Excelente: sin duda, es la forma en que nos gustaría que todos nuestros comensales colocaran sus cubiertos, así que, atención: si nuestra comida te gusta, no tienes más que colocar tus platos en posición horizontal y de forma paralela.

Excelente

No me ha gustado: por contra, esta es la opción que nunca queremos ver cuando recogemos un servicio. Aún así, si este fuera el caso, por favor no dudes en contarnos por qué no te ha gustado, ya que vuestra opinión siempre sirve para mejorar y conocer mejor vuestros gustos y preferencias acerca de nuestras recetas y elaboraciones.

Hay dos formas de decir que un plato no ha sido de tu agrado: cruzando los cubiertos totalmente en forma de x, o bien cruzarlos levemente, colocando el cuchillo entre los dientes del tenedor.

Esperamos tus opiniones y comentarios en todas nuestras instalaciones, así como en los eventos que tengamos la suerte de contar con tu presencia.

Anuncios