Sitios singulares para una boda

No era la primera vez que Catering La Gran Familia servía una boda fuera de sus cocinas: ya sabéis que nuestra empresa es una de las más reconocidas en cuanto a catering externo dentro de nuestra región, contando con todos los permisos para ello. Tampoco era la primera vez que organizábamos una boda en una plaza de toros: en la pequeña plaza de la Finca Aguasanta, que gestionamos en exclusiva, ya desde el pasado año hemos organizado varias bodas.

Sin embargo, sí era la primera vez que organizábamos el servicio de una boda en la Plaza de Toros de Calzadilla de los Barros (Badajoz). Ha sido para la boda de Manuel y Ana, que deseaban realizar la celebración de su enlace en un lugar emblemático como este. El Ayuntamiento de la localidad puso todas las facilidades tanto para novios como para nosotros con el objetivo de poder realizar un evento con todas las condiciones de seguridad exigidas. No podemos hacer otra cosa que desde aquí, agradecer tanto al Excmo. Ayuntamiento de Calzadilla de los Barros por un lado, y a Manuel y Ana por otro, la confianza depositada en nosotros para que la celebración fuera un éxito, como así creemos que fue.

Dividimos la plaza en varias áreas para poder realizar el servicio en sus diferentes momentos. Así, instalamos una parte destinada al cóctel, otra a la cena en sí y otra la adecuamos para la parte final de la noche, con la barra libre y la música de baile, sin olvidar la zona chill out con nuestros sofás en blanco. Para decorar la plaza utilizamos cadenetas con bombillas, un recurso sencillo pero que da un aire moderno y actual a nuestros eventos.

Las mesas, engalanadas en blanco (el color que más resalta sobre el albero de la plaza), eran todas redondas, para así dar una visión de conjunto circular junto con la plaza. Además, focos de varios colores ambientaban tanto el coso como el graderío, provocando un espectacular efecto tanto desde dentro de la plaza como desde el aire. Para ello nos ayudamos de un drone con cámara, que sacó unas fotografías espectaculares.

Sin duda, siendo amante o no del toreo, una plaza de toros es un lugar único y singular donde un evento como una boda puede convertirse en un espectáculo. Si a eso le añadimos la espectacularidad de nuestros platos, una cocina de autor con toques de nuestra tierra, el evento se convertirá en un recuerdo imborrable, como esperamos que haya sido tanto para novios como para sus familiares e invitados.

Una vez más: GRACIAS, a los novios, al Ayuntamiento y por supuesto a nuestro personal, que lo da todo para que cada evento sea único.

Anuncios