Colores para bodas de día y de noche

En Catering La Gran Familia podemos con (casi) todo. Nos atrevemos con eventos en interiores, en jardines o cortijos, en fincas privadas o de gestión propia, en verano o invierno, de día o de noche…

Una boda de día requiere luz y colores claros. En una de las últimas bodas que realizamos en nuestro Complejo de Celebraciones los novios, Martín y Almudena, eligieron los colores malva y blanco para dar color a nuestro gran salón de eventos y el salón donde se realizó el cóctel, debido a las inestables condiciones climatológicas. A conjunto con ambos colores un arco de globos daba la bienvenida a novios e invitados.

El blanco de la mantelería del cóctel daba paso a la combinación con el malva en el gran salón donde servimos el banquete nupcial: faldón blanco y mantelería malva y sobre ella, modernos manteles individuales sobre los que reposaba la vajilla blanca tradicional. Las copas, en vidrio transparente, como el jarrón floral que adornaba las mesas, aportaban esos toques de clasicismo, dulzura y claridad que tanto lucen en una boda al medio día.

Las sillas ‘tiffany’ blancas se alternaban con otras más señoriales, ubicadas en una gran mesa presidencial en la que novios y padrinos querían comer junto a sus familiares más íntimos.

En una boda de noche, el ambiente es diferente. En la boda de Luis e Isabel, con el tiempo ya estabilizado, pudimos organizar el cóctel en nuestro cuidado jardín, antes de dar paso a la cena. La mantelería, completamente en blanca, iba sin embargo adornada con el apasionado rojo de pétalos de rosa, jarrones con rosas rojas liofilizadas y el romanticismo que aporta siempre la luz de las velas. En Catering La Gran Familia buscamos vasos rojos para aportar un toque de novedad que conjugara con los detalles sobre la mesa. Con una luz tenue los invitados recibieron a los novios para dar comienzo a una boda en la que durante todo el banquete los invitados pudieron ir viéndose en las fotos realizadas en el jardín y que iban proyectándose en una gran pantalla.

Sin duda, fueron dos bodas inolvidables y diferentes, pero con el denominador común del amor y la ilusión de estas jóvenes parejas a las que agradecemos su confianza en Catering La Gran Familia y deseamos lo mejor en sus vidas.

Anuncios