Dulce fin de semana de bodas en campo y ciudad

Este fin de semana hemos tenido que multiplicarnos, porque hemos tenido bodas tanto en nuestro Complejo de Celebraciones de Catering La Gran Familia de Villafranca de los Barros, como en la Finca Aguasanta, que nuestra empresa gestiona en exclusiva durante este año en Higuera la Real.

En la Finca Aguasanta, que ya conocíais por otras entradas anteriores en este mismo blog, pusimos a punto todos los rincones para que fuera una boda cómoda en un entorno único como el que ofrece esta finca rural. El atrezzo típico rústico como antiguas carretas adornadas con flores, se combina con la modernidad de las zonas chill out al aire libre con pérgolas realizadas a medida y sofás en un elegante blanco (muebles realizados por Castro Confort).

El banquete nupcial tuvo lugar en el Salón Cañada Real, un espacio interior luminoso y decorado en tonos beige, rosas y marrones. Las mesas, todas ellas circulares (excepto la presidencial), estaban vestidas con una moderna mantelería beige a cuadros marrones. Bajo la vajilla, pusimos nuestros exitosos salvamanteles individuales tipo rústico.

En nuestro Complejo de Celebraciones Isa y Luis celebraron su “sí, quiero” en una jornada inolvidable y muy dulce, gracias a la mesa de chucherías y frutas preparada con muchísimo gusto por la Heladería-Panadería Delicia de Villafranca. Era casi inevitable pasar por delante de esa mesa y que no se hiciera la boca agua: futa tropical, gominolas, piruletas, fuentes de chocolate, regalices y esponjitas… Todo un acierto, sin duda, para endulzar los mejores momentos de un día inolvidable.

Damos las gracias a las dos parejas que confiaron en nuestros servicios para una ocasión única en la vida y les deseamos toda la felicidad del mundo. ¡Vivan los novios!

 

Anuncios