Elegante boda al atardecer

El pasado fin de semana Nuria y Damián, una pareja de Llera, se dieron el “sí quiero” y quisieron celebrarlo en las instalaciones del Complejo de Celebraciones Catering La Gran Familia en Villafranca. Como sabéis, se trata de unas instalaciones totalmente renovadas y adaptadas para personas con movilidad reducida, con amplias zonas ajardinadas y capaz de albergar varios eventos al mismo tiempo sin tener que coincidir en el mismo espacio.

Tras la ceremonia, los invitados comenzaron a llegar, siendo recibidos por nuestro tradicional pasillo de bienvenida a cargo de nuestro personal, totalmente cualificado para este tipo de celebraciones en las que los detalles y el saber estar del servicio son tan importantes para el éxito del evento.

Aprovechando el buen tiempo, los invitados pudieron disfrutar el cóctel en los cuidados jardines del Complejo. Alrededor de las mesas, tanto altas como bajas, se arremolinaban los invitados en agradable conversación, degustando el jamón recién cortado, los quesos de nuestra tierra y los caldos Ribera del Guadiana, servidos en la sección de cata de vinos. También instalamos otros carritos y sección de photocall para hacerse las primeras fotos de la noche. Además, no puede faltar en cualquier celebración a la que acudan niños, una cama hinchable con persona al cuidado de los niños para que sus padres disfruten la boda con total tranquilidad bajo el cuidado de una persona especialista en trabajar con los más pequeños.

La tarde se echaba encima bajo las luces que adornan nuestros jardines. Era el momento ideal para pasar a un gran salón que recibía a los invitados con luces tenues. Cuando Damián y Nuria hicieron su entrada en el salón donde servimos la cena, sus invitados les recibían con bengalas entre aplausos y por supuesto mucha emoción.

Elegancia, sobriedad y modernidad se entremezclaban en el salón, que preparamos con mantelería burdeos y camino en tonos plateados, tanto en las mesas alargadas como en las redondas. En el centro del salón, una mesa alargada en la que los novios quisieron estar acompañados de sus familias. En dicha mesa, los caminos sobre los manteles iban colocados por cada dos invitados, diferenciando de este modo la mesa principal del resto. Además, por si alguien tenía dudas, durante esta temporada hemos empezado a colocar para los comensales de la mesa presidencial unas sillas diferentes a las del resto.

El vidrio tuvo también un papel importante en las mesas, tanto en los detalles florales, con altos jarrones en el centro de las mesas, como en los platos llanos. Sobre ellos, platos de cerámica en blanco y cristalería transparente.

Lugar preferente ocuparon durante la celebración la mesa de la tarta nupcial, para hacer las delicias de los invitados, con diferentes tipos de chocolates.

Un día más, pudimos cerrar otra boda con la satisfacción de un trabajo bien hecho, después de la intensidad de la época en cuanto a eventos se refiere.

Muchas gracias, pareja, por confiar en Catering La Gran Familia para una celebración tan especial y única en vuestras vidas. Esperamos que seáis muy felices.

13151819_997382470354685_3105816810899901422_n *Puedes ver el álbum completo de la boda en nuestra página de Facebook pulsando AQUI.

Anuncios