Cómo distribuir las mesas en tu boda

Sin duda, uno de los temas que puede traer más quebraderos de cabeza para las parejas que se casan es el tema de la organización de las mesas. En eso no te podemos echar una mano, puesto que sois vosotros mismos quienes mejor conocéis a familiares y amistades que os acompañarán ese día. Eso sí, os aconsejamos no dejar para los últimos días las confirmaciones de asistencia, ya que podrá causaros un gran trastorno en cuanto a la distribución de los invitados por mesas. Lo ideal es cerrar la lista de invitados definitiva y confirmada unos 15 días antes de la boda

Lo que sí podemos hacer es mostrarte diferentes formas de colocar las mesas en uno de los días más importantes de vuestras vidas. Si bien antiguamente se optaba por mesas alargadas, en los últimos años lo usual es colocarlos en mesas redondas de no más de 12 personas. De este modo, podrás agrupar a tus invitados por afinidad y no habrá peleas por entrar cuanto antes “a coger sitio”. No obstante, hemos organizado últimamente bastantes bodas en las que se ha optado por una distribución mixta de las mesas, ya que hay ocasiones en las que, por ejemplo, no se quiere separar al grupo de amigos más íntimos.

Es fundamental que antes de entrar al salón de banquetes, haya un lugar en el que los invitados puedan ver en qué mesa están colocados. Lo normal es que, dentro de las mesas asignadas, cada persona se siente donde quiera, aunque hay novios que prefieren incluso elegir la silla que ocupará cada persona, ya sea para entremezclar a aquellos invitados más divertidos con los más serios o quizás para hacer de alcahuetes entre los invitados solteros.

El cartel de distribución de las mesas puedes hacerlo de una forma simple o si eres detallista, presentarlo de una forma original y divertida, en la que puedes destacar alguna afición, vuestras profesiones… Os incluimos una amplia galería para daros ideas. ¡Esperamos que os gusten y que os inspiren para vuestra boda!

Anuncios