Nuestro complejo de celebraciones, único en Tierra de Barros

Aunque estamos en Villafranca de los Barros, nuestra comarca (Tierra de Barros) la conforman numerosas localidades. Algunas parejas de esas poblaciones deciden salir fuera de sus pueblos a celebrar uno de los días más importantes de su vida. Y muchos de ellos deciden venir a celebrarlo con nosotros. Ha sido el caso de dos de las bodas que hemos celebrado este fin de semana, la de Francisco y Mª Carmen (vecinos de Palomas y Llera) el pasado 5 de septiembre, y la de Ángel y Mª Irene (de Ribera del Fresno), el 6 de septiembre.

Ambos enlaces se celebraron en nuestro Complejo de Celebraciones durante la tarde-noche.

En el caso de la boda de Francisco y Mª Carmen, ésta comenzó cuando ya era de noche. Las velas iluminaban algunas de las mesas de nuestro magnífico jardín.

Un poco más temprano, al día siguiente, comenzaba el buffet de la boda de Ángel y Mª Irene, que entraron en nuestros jardines montados en un magnífico coche clásico que maravilló a todos los invitados. Nada mejor que el día de tu boda para hacer una entrada triunfal y ser el centro de atención de todas las personas que te quieren.

Ambos enlaces comenzaron con un buffet en nuestros jardines, decorados, como habitualmente eligen las parejas, con mantelería blanca. Realmente es una opción muy acertada para exteriores, más aún tratándose de una boda nocturna. En el mismo color, también en blanco, son los sofás de nuestra zona chill out, más concurrida una vez terminada la cena para, con una copa, disfrutar de la barra libre en el mejor ambiente posible.

El buffet exterior, engalanado con luces y otros detalles, como centros frutales, luce por sí mismo pero aún más si los platos que en él se ofrecen son del gusto de los invitados. Así ocurre con nuestro conocido y único barco de mariscos, con producto fresco y de calidad. Y por supuesto, nuestros quesos e ibéricos de la tierra, que nunca fallan. Otro de nuestros aperitivos con más éxito son los cucuruchos de crujientes o de camarones.

Ya en el interior, Francisco y Mª Carmen eligieron mantelería negra para las mesas, con sillas forradas en blanco. Por su parte, Ángel y Mª Irene escogieron una mantelería en negra con sobremantel en blanco con estampado clásico y las sillas blancas en madera sin forrar.

El intenso trabajo que desde nuestra empresa se dedicó a cada uno de los dos eventos fue importante pero el resultado fue todo un éxito. Solo esperamos que para las parejas protagonistas como para sus respectivos invitados fuera una noche extraordinaria e inolvidable.

Felicidades a los novios, y gracias.

*Si quieres ver el álbum completo de la boda de Ángel y Mª Irene o de Francisco y Mª Carmen, pulsa sobre sus nombres.

Anuncios